Normas y conceptos básicos del programa de desarrollo de Comunidades de Vivienda Colaborativa

La siguiente información describe los conceptos básicos que las personas interesadas deben considerar, como paso previo a comprometerse con un proceso de desarrollo de Comunidades de Vivienda Colaborativa, así coma con el proceso COHABITA RIVAS.

Deben leerse con atención, firmarse y entregarse junto a la inscripción.

Modelo Residencial Colaborativo de Mayores

Sobre el Modelo Residencial Colaborativo de Mayores es imprescindible conocer y aceptar las siguientes definiciones:

1. Modelo participativo.

Un Senior Cohousing es una iniciativa de “abajo a arriba”, por lo que la EMV de Rivas actúa únicamente como facilitador del proceso, y mediador con el propietario del suelo, el Ayuntamiento de Rivas.

Los promotores y gestores son, por tanto, los participantes y las cooperativas que formaran en su memento. Las comunidades son autogestionadas, y pueden recabar los apoyos que estimen oportunos, además de los que se ofrecen y recomiendan en este proceso.

2. Derecho de uso.

Entendido como herramienta de tenencia adecuada al fin propuesto. El edificio es de propiedad de la Cooperativa, y no hay división horizontal.

Las cooperativas serán de autogestión de servicios (manutención, alojamiento, transporte, apoyos… ). Los comuneros, mediante el abono de unas cuotas, tienen un derecho personal de uso sobre las zonas de uso privado y las de uso comunitario del edificio.

Por tanto, NO ES un modelo de inversión inmobiliaria con servicios, ni una segunda residencia.

3. Equipamiento de bienestar social.

Caracterizado en los estatutos de las Cooperativas por el compromiso de apoyos a los residentes en situación de dependencia, definido como “El compromiso de diseñar estrategias destinadas a que los residentes que lo deseen puedan vivir integrados en la comunidad y con dignidad hasta cualquier nivel de dependencia, y hasta el final, sobre un modelo MAICP”.
Estas estrategias deben quedar plasmadas en un Programa de intervención Social que desarrollan las comunidades en la fase final del proceso, mientras se esta construyendo el edificio.

4. Equipamiento de barrio.

Cohabita Rivas promueve que estos centres, además de su función dotacional intrínseca antes expuesta, den cobijo a recursos sociales para el barrio y el municipio.

5. Comunidades Colaborativas o lntencionales.

Trascienden una comunidad de vecinos o una organización de servicios asistenciales, en la búsqueda de crear vínculos significativos a través de la vida en comunidad, la alta participación y la autogestión.

6. Modelo de Atención integral y centrada en la persona. (MAICP)

Las comunidades se comprometerán a desarrollar estrategias para que todas las personas residentes tengan la oportunidad de vivir hasta el final, también en situaciones de dependencia.

Las cooperativas co-diseñaran espacios, servicios, intervenciones y apoyos necesarios para permitir el desarrollo integral de los proyectos de vida de las personas en su entorno, desde la participación en actividades significativas, la continuidad e integralidad de los cuidados, la accesibilidad universal, y favoreciendo su autonomía personal en todo memento.

Las ayudas mutuas, el co-cuidado, y la acciones de voluntariado y solidaridad interna son relevantes, e inherentes al modelo colaborativo.

7. Edad mínima. Envejecimiento activo, compafiia y autonomía.

Destinados a personas mayores de mas de 50 anos, con carácter inclusivo, cuya intención es envejecer en un entorno colaborativo.

Seguridad, Participación, Salud y Aprendizaje a lo largo de la vida son los cuatro pilares del envejecimiento activo, enfatizan la defensa del derecho a la Autonomía Personal, y alejan el fantasma del aislamiento y la soledad no deseada.

La seguridad la genera un entorno resonante y previsible, anclado en los valores del grupo y en el Diseño intencional. La seguridad es imprescindible para participar y vivir en comunidad. Y de ahí se generan condiciones de salud, entendida, según la definición de la OMS, como un estado de complete bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

Conectados, activos y aut6nomos se encara una vejez digna, resiliente y feliz, incluso en situaciones de dependencia.

8. CoDiseño intencional.

Las cooperativas cooperan en las tareas de diseño activamente, puesto que todo el complejo se considera un “hogar continuo”. La arquitectura esta al servicio de la vida en comunidad y la accesibilidad universal, priorizando estrategias de conexión visual y encuentro espontaneo.

No son hoteles, ni hospitales, ni residencias geriátricas. Las amplias zonas comunes, cuyo programa establecen los comuneros, son entendidas como la parte publica de las unidades

residenciales, y son abiertas y accesibles a todos. Hablamos de arquitectura adaptada y adaptable, es decir, arquitectura que fácilmente puede adaptarse a situaciones de dependencia, sin llevar a cabo obras.

9. Tipología edificatoria.

La normativa urbanística, así como la normativa especifica para este tipo de instalaciones, determina las cifras exactas. Sin embargo, la optimización de los recursos y la vida comunitaria definen las principales características comunes que podemos encontrar en las instalaciones de un cohousing senior:

  • Superficie construida en torno a 3000 m2.
  • Numero de unidades residenciales en torno a 30. Cada unidad cuenta con aproximadamente 60 m2 utiles, en la tipología de apartamento complete, con cocina.
  • Amplias zonas comunes (40% de la superficie construida aproximadamente)
  • Edificación compacta de dos plantas.

Cohabita Rivas

Sobre el proceso COHABITA RIVAS es imprescindible conocer y aceptar las siguientes condiciones particulares

  • El proceso Cohabita Rivas se desarrollara según la hoja de ruta y el calendario previstos, y expuestos en https://emvrivas.com/cohabita-rivas/. Las sesiones se desarrollaran los fines de semana, y el trabajo previo y las reuniones internas entre sesiones las organiza cada grupo según sus conveniencias.
  • Es requisito para participar disponer de una dirección de correo electr6nico, y accesibilidad a medicas digitales.
  • En el proceso debe inscribirse cada miembro de la unidad residencial de forma individual.
  • Las personas que se incorporen en distintas fases del proceso han de asumir las decisiones acordadas anteriormente, con los sistemas de revisión que los propios grupos establezcan.
  • Las personas que finalmente formen parte de las cooperativas adjudicatarias de los inmuebles, han de empadronarse en Rivas Vaciamadrid.
  • Las cooperativas adjudicatarias del suelo serán las promotoras de la construcción, yen ellas recaerá la financiación.
  • La EMV Rivas patrocina Cohabita Rivas hasta la adjudicación del suelo. Las etapas tres y cuatro de la hoja de ruta serán desarrolladas por las cooperativas adjudicatarias, autónomamente.
  • La viabilidad econ6mica de la comunidad se estudia a partir de la viabilidad individual. Participar en el proceso supone tener disponibilidad econ6mica para ello.
  • El coste de la construcción, del canon de derecho de uso, del mantenimiento y de los apoyos y cuidados, no se pueden determinar hasta la constitución de la cooperativa.
  • El coste de inscripción cubre la participación en Cohabita Rivas, según las siguientes condiciones particulares:
    • En cada unidad residencial pueden convivir hasta dos personas, y al menos una de ellas debe tener mínimo 50 años. De las dos personas, una puede tener Grado I de dependencia.
    • Los grupos donde haya personas con discapacidad deberán incluir las estrategias a seguir en su proyecto social. Deben apuntarse todos los integrantes de la unidad familiar a los talleres, siendo el grupo quien regulara.
    • La fecha del ingreso bancario es la que cuenta como fecha de inscripción.
    • Plazo de inscripción: desde el 8 de Febrero hasta el 20 de Febrero de 2019.
    • Cuota de inscripción: 100 €. A descontar del pago de la primera etapa, que se realizara tras la primera sesión.
    • Si el programa no se llega a realizar, se devolvera esta cuota integra. En caso contrario, se devolverá solo a aquellas personas que no puedan acceder. No obstante, pasaran a formar parte de una lista de espera de participación en Cohabita Rivas.
    • El coste estimado de la participación será de 800€ por persona, 270 € en la primera etapa, y 530 € en la segunda.
    • Una vez comenzados los talleres, NO SE devuelve el dinero si se desiste de continuar participando.